Páginas vistas en total

viernes, 14 de mayo de 2010


La tormenta arraso en mi vida llevándose todo de mi. Necesito sentir algo que no existe en este mundo, pero ya no me importa lo que digas. Vete, no uses palabras que sabemos que nunca dirás, se que pronto vendrás con una de tus "fantásticas historias" que ya ni tu crees. Esta claro lo que sientes y estando aquí sentada, pensando en todas y cada una de las palabras que dijo tu boca, una lágrima cae por mi rostro dejando su huella a su paso. Toda mi vida intente negarte y eso solo empeoro las cosas, mi vida se lleno de llantos y tristezas al aceptar mi sentimiento. Esta matándome ver como actúas ahora, has cambiado tanto y es sorprendente y sonara masoquista e idiota, pero cada golpe que das, cada decepción que provocas, logra enamorarme un poco mas. Nunca quise esto, lo juro con una mano en el corazón, jamas quise ver que esto terminara de esta forma, pero es hora de aceptarlo, mi cuento termino.


la vida siempre actuo sin preguntar a nadie como hacerlo, simplemente pasando por las vidas de todos y llevandose todo a su paso y en ese momento en el que la decepcion recorre tu ser, ya no queda mas remedio que aceptar la realidad como es. En mi fantasia yo armaba mi cuento de hadas, y mi principe azul venia por mi al final. En esta horrenda realidad no queda mas que aceptar que el principe azul no vendra por mi y que yo no soy la princesa que espera, y cuando la decepcion paso por todo mi cuerpo, sin dejar lugar en mi corazon sin tristeza y llanto, mi unica solucion posible es volar a otra galaxia, a mi amada fantasia, a mi cuento de hadas, para escapar del sufrimiento y aunque el sentimiento no sea real, ser feliz por un momento.